Soy Caballo de Troya

¿Por qué debemos tapar las lágrimas?
Conflicto catalano-español: mi posición
Show all

Soy Caballo de Troya

El otro día me encontré con una amiga de la infancia y me dijo que recordaba que hubo un tiempo en el que su madre le decía que yo era la oveja negra de mi familia y que era una pena pero no llegaría a ‘ser nadie en la vida’.

Durante mucho tiempo no se confió en mí, llevé el estigma de fracasado en mi frente, arrastraba el peso de la rareza a mis espaldas. Se me consideraba una bala perdida por el entorno, de niño fui masacrado por muchos profesores, de adolescente masacré a algunos profesores, tan disruptivo y contestatario en las aulas. Se me llamó chuleta, pendenciero, antisocial, broncas, gamberro, peleón y rebelde sin causa desde los 6 añitos. Se me expulsó de muchas clases, se me prohibió la entrada a otras, se me invitó a no regresar a alguna escuela, se me repitió por algún sádico profesor que nunca llegaría a ser nada ni nadie en la vida. Se me dijo que no valía para estudiar, que era tan inteligente como indomable, el grano en el culo del sistema y el sistema educativo no apreciaba a gente como yo.

Hace una década que estoy rehabilitado de mi lado oscuro, y finalmente me convertí oficialmente en Doctor en Psicología. Qué gran motivación es el rechazo, el antisistema copando ahora el sistema. Victoria, Satisfacción, Jaque mate, soy Caballo de Troya.